Rabosa de Althaia

Marca: Althaia

País: España (Altea, Alicante)

Tipo: Pumpkin Ale

Graduación: 6,2%vol.

Hoy vamos a hablar sobre la cerveza de calabaza o “pumpkin ale” de la casa alicantina Althaia.

En primer lugar y como siempre en esta cervecera, lo primero que destaca es el excelente diseño de la botella, esta es especialmente bonita, con vivos colores y un zorro (rabosa en valenciano), etiqueta diseñada por Maruxa Casares.

También nos explica la historia que inspira a esta cerveza y que viene resumida de esta manera: “Este espíritu protege las aldeas y los cultivos. A medida que este animal se vuelve más astuto le crecen más colas. La Rabosa se convierte en una poderosa mujer en ocasiones pero mantiene la sombra del animal.”

En cuanto al aspecto de la propia cerveza servida en la copa podemos decir que, aunque atractivo, no destaca por nada en concreto, un interesante color ámbar oscuro acaramelado y con algún tono rojizo o quizás oro viejo.

La espuma es abundante y ligera, deshaciéndose con prontitud y dejando la ya famosa corona de espuma. Siempre se dice que la espuma sirve para proteger a la cerveza de la oxidación y así es, pero en realidad, aunque no sea muy ortodoxo, me gusta que las cervezas se aireen un poco (dependiendo del tiempo que vaya a tardar en tomarla), por tanto el hecho de la espuma efímera, a priori no me parece un defecto como norma general.

Pasamos a los aromas. Tiene sobresalientes aromas dulces y especiados; canela, clavo y efectivamente calabaza asada, que posteriormente se asomarán a nuestro paladar al beberla.

Como decimos, en boca es ligeramente amarga pero con una notable presencia y predominancia del dulce. En los ingredientes se nos dice que lleva especias y calabaza asada y, sin duda, la calabaza está presente y aunque no se menciona yo diría que las especias son, entre otras, la canela y el clavo.

Imaginad que metéis en el horno media calabaza, aderezada con un poco de miel y canela; pues más o menos así es a lo que sabe esta cerveza. A otoño, a pastel de calabaza y a tarde fresca y húmeda junto a la chimenea.

Su moderado volumen de alcohol, 6,2% vol. y sus otoñales aromas y sabores hacen que no sea una fresca cerveza veraniega que tomar rápido y sin atención. Esta, como casi todas, debe tomarse con tranquilidad y paciencia, intentado extraer todos los sabores y matices.

Y con esto está el análisis de la cerveza. En el post anterior anuncié que sería esta la próxima a analizar, espero que la hayáis podido conseguir y hayáis tenido la oportunidad de probarla y si no, espero que lo hagáis en el futuro.

Un saludo y hasta la próxima.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.