Un mundo feliz

aldous huxley

Hay libros que están bien, que son amenos y que nos pueden hacer pasar un buen rato. Luego hay otros que hay que leer, sí o sí, no sólo por el mero entretenimiento sino por lo que significan para la historia de la humanidad y por lo que pueden suponer a nivel personal.

Hoy hablaremos de “Un mundo feliz” de Aldous Huxley, uno de los clásicos del s.XX

Aldous Huxley nació en una familia de intelectuales en Inglaterra, fue poeta, ensayista, novelista, crítico…

De joven tuvo problemas visuales que supusieron un retraso en su educación, pero una vez superada su enfermedad estudió en Eton y Oxford.

 

En 1932 publicó una de sus obras más famosas y de la que hoy hablamos, en ella muestra una utopía distópica, si es que eso se puede decir. Nos cuenta un mundo en el que toda infelicidad ha desaparecido, las personas no nacen, sino que se fabrican in vitro como en una cadena de montaje y se hace de tal forma que se regula su inteligencia para que formen parte de una de las diferentes castas que componen la sociedad.

En este mundo, conceptos como el de padre, madre, monogamia o romanticismo son obscenos, todos practican sexo abiertamente sin tapujos, incluso se fomentan estos juegos entre los niños, a los que además se condiciona psicológicamente para que quieran permanecer en la casta para la que fueron creados y no tengan aspiraciones ni ambiciones de ningún tipo. «Tal es el fin de todo el condicionamiento: hacer que cada uno ame el destino social, del que no podrá librarse»

un mundo feliz portada

Existe además una droga, el “soma” que está socialmente aceptada, incluso se encuentra extraño que alguien no la consuma: “medio gramo para una de asueto, un gramo para fin de semana, dos gramos para viaje al bello Oriente, tres para una oscura eternidad en la Luna».

De esta manera todo el mundo es feliz, está controlado, tranquilo y no se cuestiona el sistema ni la moralidad de su modo de vida.

El individuo no tiene importancia, se ha eliminado el yo y todo el mundo trabaja para el cuerpo social: “¿Cómo puedes decir que no quieres ser una parte del cuerpo social?».

 Pero todo esto se acaba desbaratando con un suceso que hará que todos se replanteen las cosas.

Obviamente no puedo contar más porque se perdería la gracia pero, de verdad, es un libro que he leído varias veces y que recomiendo que leáis si no lo habéis hecho ya.

Me gustaría que dejarais vuestra opinión en los comentarios y quizá podríamos debatir si nuestra sociedad se acerca cada vez más a un mundo feliz, si la televisión es nuestro soma o si el entretenimiento está pensado para mantenernos mansos y obedientes.

Hasta la próxima.

Si os habéis quedado con la curiosidad podéis comprarlo aquí: Un mundo feliz (CONTEMPORANEA)

2 comentarios sobre “Un mundo feliz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.